ESTE BLOG

Este blog nació como un espacio para compartir aquello que vengo haciendo desde hace mucho en cuadernos: escribiendo sobre lo que leo tanto de ficción como ensayos, coleccionando citas, armando ejercicios de escritura, inventando personajes, listados de los libros que más me gustan, los libros que aún quiero leer, etc. Espero que el blog cobre contenido y sea ameno y sirva para motivar  la lectura y  la escritura. No sólo leo literatura, como dije, así que quizás, y espero no confunda, comparta la lectura de algún artículo dentro de las ciencias sociales. 
     Este blog está libre de spoilers por eso algunas entradas quizás sean escuetas pero no siempre más es mejor, y hay tramas donde uno habla un poco ya dice demasiado. Si quiero hablar de los finales de las novelas, lo haré con un link a un blog externo que solo será para esos fines.
     Este blog está libre de críticas erosivas. Participo en un movimiento personal cuyo leitmotiv es: Hacer con tu vida lo que deseas que suceda en el mundo. Las críticas erosivas deberían hacerse en el espacio privado y no haciendo exposición pública. 
      He cambiado de diseño de blog varias veces. Pasé por uno más cute, luego uno más loco y ahora estoy con este más minimalista. 
       Escribir un blog es extraño porque casi siempre asume postura de monólogo, como ahora, por lo tanto ojalá pudiera algún día ser un diálogo. Prefiero leer sobre: distopías, dramas contemporáneo, poesía. Leo poco ficción histórica y erótica. Cada tanto me gusta leer una novela romántica. Me cuesta ser objetiva con los géneros que no me siento cómoda como los de crímenes. 


MI YOEDAD

Escribo como Keren Verna para separar mi espacio laboral de mi espacio privado. Escribo casi siempre como una actividad íntima. Amo leer y la literatura me acompaña a diario. Intento que en todos los días de mi vida exista un libro abierto  o una nueva línea escrita. Leer y escribir me hacen feliz, me colman de un estado benigno similar a quien medita. Todo se vuelve llevadero y sensible. Todo se torna posible, yo soy en tantos que vivo mil vidas a un pasito de la eternidad. 
   Además, soy adicta al café, vivo con tres gatos que fueron maltratados y abandonados en la calle y que me adoptaron llegando hasta mi casa; ellos ahora son parte de mi familia. Me encanta la naturaleza sobre todo los bosques y el mar. Las ciudades me repelen con todos esos edificios donde los pájaros se estrellan, literalmente. No me gustan esos edificios espejados que te devuelven un cielo difuso. Cuando camino por la ciudad, siento que estoy en un cementerio donde abajo, muerto, restan raíces, animales antiguos, flores que no son ya ni en la memoria. Sueño con vivir en una casa modesta, no importa si roída, pero cercana a un bosque o al mar. No soy materialista. Poseo lo justo para vivir. Demasiadas posesiones me atan y me distraen. Prefiero los trabajos donde soy esa que sirve café a esa que es jefa. Cuando uno más sube, más se pierde. Cuando más uno sube, más te atan. No comprendo las competiciones, las carreras para llegar a ninguna parte, el desgaste de la vida por acumular objetos que se quedarán aquí cuando nos hayamos muerto. La idiotez a veces se transparenta en las vidas consideradas, por este sistema,  las más exitosas. 
   Leo y escribo poesía  y es uno de los géneros que más me moviliza. La poesía, para mí, es una manera nueva de contemplar al mundo, es quitarse las ataduras de la cultura, los estereotipos y mirar por primera vez. La poesía es la sorpresa de algo no dicho jamás de esa manera, es que alguien te preste su mirada para adentrarse en otro mundo. Ruego que jamás se enseñe poesía en una  academia. El arte me sacude, me impulsa, me energiza. Me gusta la gente delirante, excéntrica.
   Me gusta el minimalismo. Me molesta el barroquismo. 
   Mis géneros favoritos: poesía, novela, prosa poética. No me gusta el terror, ni las masacres, ni la sangre, ni lo bizarro, ni lo grotesco. No me va la estética contemporánea del mundo zombi, del amor de necrofilia de una mujer con un zombi, no me va leer sobre descuartizados. Tuve un trabajo cercano a una película de horror donde los niños fueron  los protagonistas maltratados. He visto niños tristes, niños violados, niños usados como medio para obtener dinero, niños convertidos en "tontitos", niños obligados a agarrar un cable pelado. Cuando leo quiero alejarme de este mundo, quiero sentir esa energía vital que me acerca a la vida, a las ganas de vivir, a lo extraordinario
   Escucho música, de todo un poco, pero me gustan las bandas de películas y artistas como Ivan Torret, Hans Zimmer, También me acompaña la ópera, la salsa, el tango. Amo a Piazzolla por su intensidad. 
   Me gusta intercambiar ideas, críticas constructivas, escuchar posiciones distintas, compartir un café con amigos para charlar y debatir. Pero soy pacifista. La violencia me desarma y me indigna. No entiendo la guerra, no entiendo los asesinatos, no entiendo a quienes dañan a todos los seres. No entiendo a quienes dicen que matar es un deporte. La cobardía de quien se esconde para matar desde lo lejos a un león anciano y enfermo me repele, así como me repelen los torturadores de animales, los masacradores de la vida. Tampoco entiendo a quienes defienden asesinos o justifican los asesinatos ya sea con lástima o con teorías científicas. No entiendo la hipocresía contemporánea. No entiendo este sistema que se desarma de paradojas que nadie ve o nadie quiere ver como los iguales desiguales o los derechos obligados. Considero que el amor no es uno de los valores más importantes del ser humano. El amor es limitado hacia las familias y a los amigos, a lo sumo podemos amar a las mascotas. El valor más importante es la compasión. Todo lo demás llega por concomitancia. La compasión se vuelca a todo incluida esta Tierra que nos es prestada.
   Soy desordenada, vivo en un caos, soy dispersa, algunas veces siento que vivir es una osadía y otras, una tristeza. Soy tímida, por lo general, y las muchedumbres me repelen. Poseo una inclinación malsana por la autocrítica, un impulso ridículo  a la perfección hasta cuando cocino una tortilla, que me impulsa a abandonar lo que hago y a desalentarme con facilidad. En lo que escribo se traduce en obras dejadas por la mitad, en miles de correcciones por carilla que se caen de tan tachadas. 
   No me gusta el sol y trato de caminar por la sombra. Me gusta la noche y suelo acostarme tarde. La mañana se hizo para dormir, es lo que digo cada vez que tengo que madrugar. Salgo a caminar cuando llueve. Me gusta la soledad y el silencio. Convivo en paz conmigo, me he perdonado. Puedo estar horas leyendo sin moverme y hoy, por ejemplo, he pasado más de doce horas escribiendo. Estoy en un proceso de aceptar que soy escritora, estoy intentando cambiar de camino, de trabajo. Quiero viajar fuera de esta ciudad. Quiero viajar lejos.
   Creo en la reencarnación y en la fuerza descomunal de una hormiga porque me gusta observar lo pequeño. La contemplación es más poderosa que la posesión. 






6 comentarios:

  1. ¡Buenos días!
    Te escribo aquí aun a riesgo de estropearte la preciosa entrada. Me altera y me pone nerviosa encontrar gente tan sumamente parecida a mi; y a la vez me fascina y me encanta. Así que no sé exactamente qué narices estoy diciendo pero bueno, quería pasar a decirte que coincido con todos los gustos, excepto en el minimalismo... Estudio arte, y me gustan más otras etapas <3 pero coincido en que la excentricidad es necesaria, las ciudades agobiantes, en que la libertad reside en la cantidad de ataduras que te unen a la sociedad que ensucia y maltrata que tenemos desgraciadamente, el bosque me atrae y vivo cerca de la mar. Poesía, literatura... Me abruma como te digo encontrar gente similar. Pero me alivia a la vez. Además tienes un blog sumamente bonito con muchos títulos que no he tenido el placer de leer, pero que quiero devorar pronto. Debería volver a seguir estudiando, me encanta tu blog, mucho ánimo, escribes de un modo que cala hondo. Ya, no me enrollo más, hablo demasiado xD

    Besos,
    Moria.

    ResponderEliminar
  2. Hola, gracias por tu comentario. Pasá cuando quieras y gracias por quedarte. Qué lindo debe ser vivir cerca del mar. Algún día, me digo, voy a agarrar una maleta y me largo a que sea lo que sea, pero de vista al mar. Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Puede que la etiqueta de monólogo pese sobre las entradas del mundo blogger, ¡Pero qué monólogo Keren!

    Me he perdido en el océano de tus palabras llegando apenas con una barcaza libre de prejuicio y abierta a dejarse llevar por cualesquiera que fuesen tus corrientes.
    Y me he topado con toda la vida que incluyen las aguas de parte de tu realidad y tu mundo interior.
    También con la isla de tu blog.

    Me siento afortunado por ello, y te felicito por alzar la bandera de la honestidad y el buen hacer.
    Será todo un placer estar al tanto de tus pensamientos y proyectos, de tus reflexiones e ilusiones.

    Un abrazo,
    Víctor


    PD: Creo que este enlace, que contiene un videomontaje acerca de mi marítimo nuevo domicilio, puede resultar de tu agrado :D

    http://ununiversoenpalabras.blogspot.com.es/2016/09/vuelta-de-vacaciones-un-montaje-y-una.html

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Víctor, por tus palabras y me alegra que te quedaras por mi blog. Ya me paso por el tuyo y comento po ahí. Saludos!!!

    ResponderEliminar
  5. Hola!! Me paso por aquí para decirte que te he nominado en mi blog a este premio: Liebster Discover New Blogs Award, que puedes hacer si te apetece, claro. Te dejo el enlace de mi blog para más información http://palabrasparab.blogspot.com.es/2016/11/liebster-discover-new-blogs-award.html
    Un saludo y nos leemos!

    ResponderEliminar
  6. Hola y muchas gracias!!! Ya me paso por tu blog. Saludos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...