domingo, febrero 12, 2017

Book Tag # 3 (Under 200)

Agradezco las nominaciones a estos desafíos ya que me encanta conocer nuevos blogs y sobre quienes escriben.  Estos book tags son distintos a los que ya hice (parte 1 y parte 2) y se llaman Under 200 y consiste en responder 11 preguntas, hacer 11 preguntas, agradecer y seguir al blog que te ha nominado y nominar a su vez a 11 más que posean menos de 200 seguidores. Como verán, es una manera de crecer.

Mi primer agradecimiento es para My rincón de lecturas por nominarme. Y estas son sus preguntas con mis respuestas.

Ö¿Por qué decidiste crear tu blog?
La primera idea era para compartir frases y libros. Luego, pensé que sería un buen espacio para compartir lo que escribo, con intensión de subir algunos de mis libros gratis, para que los descarguen quien quiera leerlos, sobre todo los de poesía. Después, fui sumando otros espacios como compartir sobre videogames que juego y que poseen una historia interesante, sobre películas y lugares. Como me gusta siempre hacer cosas nuevas lo más probable es que siga cambiando el formato, agregando nuevas secciones y quitando las que menos me atraigan.


ÖSi pudieras vivir en el último libro que leíste ¿Cual sería?
No suelo leer libros donde quisieras pasar el resto de tu vida, pero quisiera vivir en un mundo distópico, al menos tener la posibilidad de ver cómo es el fin del mundo. ¡Qué triste sonó! También un libro de ciencia ficción podría ser, como Solaris.

Ö¿Te gusta leer con música?
No, me distraigo o no la escucho. Prefiero el silencio, el ruido del ventilador (siempre) y si fuera del mar, ya ahí hablamos del paraíso.

ÖCuando sale alguna película basada en un libro ¿Ves primero la película o lees primero el libro?
Trato de leer el libro, por eso me quedan muchas películas por ver a la par que los libros pasan a engrosar mi lista interminable de pendientes.

Ö¿Alguna vez has subrayado un libro o los dejas intactos?
lectura

Siempre subrayo todos los libros. Tengo distintas marcas. Una cruz y un círculo señala un fragmento que me gusta mucho, que es un favorito. Una cruz sola, que también me gusta. Una marca al costado, una frase para llevarme. Incluso, suelo añadir comentarios, preguntas. Si me enojo con algo o no me gusta, suelo escribirlo. No lo hago en libros prestados, jamás. Siempre en los que son míos.


Ö¿Cual es el género literario que menos te gusta?
Por ahora, la novela negra con asesinatos y descuartizados. Esos que son muy gore.

Ö¿Best-Sellers o Clásicos?
Clásicos.

ÖProtagonista favorito
Que sea intenso y excéntrico, como Finch (Violet y Finch)

Ö¿A que edad comenzó tu gusto por la lectura?
Desde que aprendí a leer, a eso de los cinco años. He tenido mis momentos. Cuando estudié en la universidad, casi no leí literatura. Sabía que cuando me enganchara con la literatura, dejaría todo lo demás. 

Ö¿Has escrito alguna historia?
Tres formas de calzar un zapato prestado

Sí, escribí varias novelas. Una, ya está publicado. Tengo dos que estoy trabajando para publicar, una distopía y una de amor un tanto excéntrico. Me resta terminar una sobre la vida de una esclava y tengo tantas historias que no me dará la vida para escribirlas a todas.

ÖLibro favorito
No tengo uno, tengo muchos. Cada tanto releo El diario de Adán y Eva de Mark Twain.


Mi segundo agradecimiento es para Mimundo más allá de todo y sigo con sus preguntas y respuestas.

Ö¿Cuál es tu género favorito?
Me gusta mucho la poesía, la prosa poética.

Ö¿Dónde te gusta leer?
En mi casa, en mi sillón favorito.

Ö¿Tienes algún habito que no puedes dejar a la hora de leer?
Subrayar las frases que me gustan. No puedo leer sin registrar o anotar lo que siento, lo que me gusta. Por eso cuando leo, tengo una libreta especial, muy bonita, donde escribo sobre la lectura.

Libreta


ÖSi fueses personaje de un libro ¿serias villano o héroe?
La verdad que los villanos siempre me resultan más interesantes, pero no podría ser villana. Sería una heroína.

Ö¿Cuál es el género que menos te gusta?
La novela negra, las muy macabras.

Ö¿Cuántos marca páginas tienes?
Los pierdo y no aparecen. Es raro porque mi casa es chica, pero termino luego marcando el libro con cualquier papel.

Ö¿Qué libro te ha costado encontrar?
Aún estoy buscando El sueño de Visnu. Leí un fragmento y me enamoré. También estoy tratando de hacerme con uno de Rafael Courtoisie, que no los puedo conseguir, como Estado sólido.

Ö¿Cómo fue que decidiste abrir un blog?
(Respondí más arriba)

Ö¿Qué llama más tu atención? ¿La sinopsis o la portada?
Lo primero que miro es la portada, más como una obra de arte y es la sinopsis lo que me lleva a leer el libro o a dejarlo pasar.

Ö¿Qué libro deseas con todas tus entrañas conseguir?
Desde hace años, uno de Rafael Courtoisie.

Ö¿Qué te gustaría que pasara con tu vida en el futuro?
Poder vivir de la escritura, como novelista y dejar de trabajar en otra cosa. Formar una familia propia con un hombre bueno y generoso, humilde y sensible. Viajar y escribir un diario de viajero. Adoptar un niño. 







Ö¿Lees otros géneros que no te gustan? ¿Cuáles?
Ö¿Has leído biografías solo para inspirarte en tu vida o para generar un cambio?
Ö¿Qué comes o tomas en tanto lees?
Ö¿Cuál es la estación favorita para una buena lectura?
Ö¿Qué te hace abandonar un libro?
Ö¿Lees ebooks? ¿Cómo es la experiencia?
Ö¿Te gustan los comics? Podrías recomendar alguno?
Ö¿Puedes recomendar un libro para una chica o chico románticos?
Ö¿Puedes recomendar un libro para Lara Croft o para una chica aventurera?
Ö¿Puedes compartir una portada que te haya gustado mucho? ¿Por qué te gustó?

ÖSi fueras invitado a participar en una lectura secreta, una noche, en una cueva. ¿Qué poesía o fragmento de libro leerías? ¿Puedes compartirlo?

Espero se animen a participar. Me encantan estas propuestas. 
Besos y...



sábado, febrero 11, 2017

Ese lugar donde comienza el viaje de las cenizas (Mis escritos)

¿Cómo están? Acá aprovecho el sábado para sacar de mi cajón un poemario pequeño de haikus que escribí en el año 2013 durante una etapa de soledad.
            Lo que me gusta de los haikus es la posibilidad de concentrarse en la contemplación, en el instante presente, en la belleza de lo diminuto, de lo frágil. Según Alberto Silva, un haiku es "imagen esbozada y enteramente impacto o secuela de un momento", "una eternidad momentánea". "El núcleo del haiku viene a ser la experiencia de una sensación, cuando el poeta es capaz de marcar la singularidad de un sujeto cuya emoción efímera se prolonga en la de otro". (1)

Keren Verna

          




  Lo iré subiendo, poco a poco, en Wattpad y luego, lo dejaré en el blog para descargar desde mi pestaña de “Mis Escritos”. Espero les guste la poesía y esta manera tan oriental de abrirse al mundo.












Keren Verna


1

Marcha del viento
sobre las hojas sueltas
comienza el viaje




Keren Verna




2

Huella en el barro
un paso desahuciado
no hace pie


  


Keren Verna


3

Hoja que viaja
cuando llega la noche
tierra en la tierra




Aclaración: las imágenes fueron editadas por mí, pero pertenecen al sitio de Unsplash
(1) Libro del haiku. Alberto Silva. 2010. Editorial bajo la luna. 



viernes, febrero 10, 2017

Misión Hippy de Tessa C Martin


Misión hippy
Tessa C. Martín
2015
Romantic Ediciones
239 páginas

El teniente Martín Galán, del Grupo de Operaciones Especiales, ha sido entrenado para enfrentarse a cualquier situación. Por eso, rescatar a una joven hippy que se ha quedado suspendida de un poste mientras colgaba una pancarta antimilitarista no debería suponer mayor problema. ¿O sí? Zoe de la Prada es altruista, impulsiva y honesta. Su pensamiento liberal y su lucha contra las injusticias la ponen en el ojo del huracán cuando tiene que ser rescatada por un teniente autoritario que, con su manera de proceder, no hace más que confirmar los reparos que tiene la joven en contra del ejército. ¿O no? ¿Qué sucede cuándo dos personas de mundos completamente distintos se atraen? ¿Dejarán que sus diferencias las separen? Para Zoe y Martín esta será su principal misión.



Elegí la novela como parte de la iniciativa de Serendipia recomienda 2017. Me interesó la sinopsis y tenía ganas de leer una novela romántica que compense ciertas lecturas sobre temáticas tristes.
            La escena del comienzo, que se menciona en la sinopsis, me partió de la risa y te engancha para seguir leyendo sobre cómo resolverán el desencuentro los dos personajes principales que de entrada pintan para nada compatible.


            Zoe es una joven que nació en una familia adinerada y que intenta construir su identidad más allá del modelo familiar. Es lógico que haga lo contrario a lo que su padre desea: abanderada de los excluidos, luchadora por los derechos de los animales, o convertirse en hippy. Su antítesis, el teniente, Martín Galán, rígido y cerrado, doblegado a los principios y mandatos del régimen militar, proviene de una familia de militares, así que conoce del tema y está en su salsa. Los personajes son complejos,  con virtudes y defectos que los tornan para nada chatos.
            Durante la lectura, la tensión entre ellos va en aumento, aunque en un tiro y afloje, con ciertos obstáculos que lo hacen más atrapante.

Misión Hippy
Imagen de thump vice y editada por mí


            Punto aparte, me pareció interesante, no sé si fue o no la intensión de la autora, la crítica al pensamiento que yo llamo “de folleto”. Se evidencia cuando Zoe discute con un coronel sobre las funciones de las fuerzas de seguridad.
Un pensamiento de folleto es chato, viene dosificado, se repite hasta el cansancio y no propone alternativas a lo que critica. Por ejemplo, decir que todo lo que lleva a cabo un ejército es acto de violencia, por ende, es malo. Salvo cuando nos toca a nosotros ser salvados. Entonces, son héroes. Otros pensamientos similares que se me ocurren:
-“Yo apoyo a la ecología”. La ecología es una ciencia. ¿Con qué acto la apoya? Vistiéndose de verde. El verde viene de tinturas y las tinturas se fabrican en fábricas que contaminan el ambiente.
-“Yo soy vegana porque estoy en contra del maltrato animal”. Considerar a los mamíferos superiores a las bacterias tampoco es un acto de justicia. Ni hablar de las pobres lechugas. Además, los veganos utilizan medicamentos que son probados en animales, se pintan las uñas, utilizan  productos de perfumería que también son probados en animales que torturan. Por no mencionar que algunos le pintan el pelo al perro de rosa para demostrar que aman a los animales. Esas tinturas son tóxicas para el perro y se fabrican en fábricas que contaminan. El perro no puede decidir, si así fuera estoy segura que no querría que le saquen fotos con el pelo pintado de rosa. Compartir la foto del perro pintado de rosa en una red social demanda que un servidor aloje la foto y ese servidor utiliza energía que proviene del carbón cuya combustión es contaminante; como consecuencia mueren especies. Por no mencionar la ropa con tinturas, los zapatos de cuero y un largo etcétera.


Volviendo a la novela, por momento, Zoe me sonaba como estas hippies que protestan, pero sin demasiada profundidad, sin someter aquello que piensan a un juicio crítico. Quizás sea producto de su edad, su idealismo juvenil. La protagonista es una joven que acaba de recibirse de abogada. En este aspecto me pareció un acierto plantear cierta dosis de inmadurez. 
Algunas situaciones me han parecido poco verosímiles como que una “civil” se inserte en una institución militar y encima de fuerzas de especiales o de élite, las más cerradas y top secret de todas. 
                       

Si tuviera que pensar en dos actores para interpretar la película de la novela, me imaginaba, en tanto leía a Jennifer Lawrence y Channing Tatum.

Misión Hippy


Misión Hippy


Para finalizar, me pareció interesante el proceso de escritura de la autora que consultó con sus lectores que opinaban sobre cómo seguiría el capítulo siguiente. Desconocía el hecho y me llamó la atención cuando lo leí en el Blog de Vanedis.
La novela es de lectura ágil y tiene escenas que me han matado de la risa, los personajes queribles desde las primeras páginas. Algunas escenas con tintes eróticos; otras, tiernas. Ahora, ¡dan ganas de enamorarse!
Besos y…





sábado, febrero 04, 2017

Hiroshima (Mis escritos)

Desgarraduras Keren Verna



Un cielo blanco de tan celeste. Abajo corremos a juntar los papeles que se vuelan por el viento. Y el viento adquiere el rostro de la luna, blanco hongo evaporado por el sol, hongo de humo tan blanco como los papeles. El viento me barre el cabello, me jala los ojos hasta dejarlos tan lejos que no te puedo ver. Al comienzo, creí que lo blanco nos traía el calor del verano. En lo blanco vive la muerte invisible, camuflada de alegría o de picnic. El río se llena de gente que flota, livianos como leños podridos que han perdido su barco, papeles que se desarman y se borran. El agua tan blanca como el cielo. Mis ojos tan blancos como ciegos. No sé si aún camino o si caigo. No sé si aún me miras o si mueres. Es la luz, me digo, el último pasillo del ahogado. Pero yo me ahogo de aire, de flotantes poros abiertos, de una luz que se vuelve espadas y nos atraviesa como mariposas en los corchos. Me arrepiento de haber cazado grillos y haberlos estrangulados en las hojas para mi tarea escolar. Me arrepiento de haberles separado la cabeza de las patas, de haberles dejado el tronco demasiado lejos de las antenas. Pero en la luz no habita más que mi memoria, flotando como un cometa desvariado. Y se pierde por fin el camino por donde juntaba papeles, el viento que lame la basura. Lo peor no es el cielo blanco, el resplandor que nos arranca los ojos. Lo peor sucede cuando la luz se va, el blanco se diluye en un color gris desteñido. Ahora veo un hombre sin cara, una niña sin cabello, un anciano sin mandíbula. ¿En qué me habrá convertido tanta luz?


De mi poemario inédito: Desgarraduras


viernes, febrero 03, 2017

Los hermosos vencidos de Leonard Cohen (Mi lectura)


Los hermosos vencidos de Leonard Cohen

Los hermosos vencidos
Leonard Cohen
1998
Ediciones B
396 páginas

El sexo y la muerte, así como el cuerpo incorrupto de una virgen iroquesa, son las grandes obsesiones del narrador de Los bellos vencidos, un viejo erudito enloquecido por la soledad que dialoga en su piso de la ciudad de Montreal con las sombras de su mujer y de su mejor amigo. Los 3 se amaron y traicionaron consecutivamente, en una heterodoxa combinatoria de rituales carnales. Mas Edith y su amigo F. ya no se encuentran entre los vivos; y a él solo le quedan sus recuerdos y el consuelo de esa santa iroquesa fallecida hace trescientos años, mas capaz aún de redimir a sus devotos más depravados. Los bellos vencidos, publicada en mil novecientos sesenta y seis, es la novela más valiente de Leonard Cohen. Si bien menos autobiográfica en apariencia que El juego preferido, alarga con su desgarrado sarcasmo y sus osadías narrativas una aventura introspectiva de excepcional intensidad. 


MI LECTURA
Los hermosos vencidos será una de las mejores lecturas de este año,  así como uno de mis libros favoritos que volveré a releer. Conocía del autor sus canciones que me gustan mucho por la lírica de sus letras, además de esa voz poderosa y cautivante cuando lee su poesía. La primera canción que escuché fue la de banda de la película Suban el volúmen: “Everybody knows”.

Leonard Cohen

Leonard Cohen escribió esta obra en los años sesenta, durante su estancia en Hydra, isla griega, lugar donde él solía retirarse a menudo y era uno de sus lugares favoritos. Allí escribió el libro de poemas Flores para Hitler y sus dos únicas novelas. Los hermosos vencidos, también traducida como Hermosos perdedores, es la segunda.

Leonard Cohen

La novela trata sobre los últimos años de un anciano que se martiriza por la pérdida de su esposa, Edith, y F., un hombre que fue también su amigo y amante; los extraña, desde la soledad en la que vive, desea esos momentos de disfrute. En su aislamiento, retorna sin cesar la muerte trágica de Edith. En tanto, estudia la vida de los indios iroqueses, la etapa del establecimiento de las misiones católicas, y llena su vacío con la obsesión de una virgen iroquesa. Pero hasta ella se desarma cuando descubre que fue una sobreviviente de la viruela y se adentra en el martirio de esta joven.
            En la voz de su amigo F., vuelven los reproches ante los excesos del pasado, ante los juegos sexuales que ahora, sin esa cuota de placer, devienen en placeres imposibles.


¿Por qué tengo que estar ligado al pasado por las palabras de un muerto? ¿Por qué tengo que reproducir estas conversaciones con tanto esmero, sin dejar que la omisión de una coma pueda al tetar el compás de nuestras voces?


Aquí estoy yo, un viejo erudito enloquecido por una pena inconcreta, detective compulsivo de gónadas en sombra.

            Hay escenas de mucho erotismo, en el momento de la publicación Leonard Cohen fue señalado de “obsceno”, pero al contrario de lo que me sucede con otras novelas, sentí que era necesario. El protagonista se desnuda por completo al lector, le cuenta sus problemas, su desesperación y su pasado, los juegos sexuales, el placer que sentía con su esposa y su amigo. Sabe que nada de eso puede volver, que no tiene juventud por delante, la muerte de ellos es vivida como un abandono. Incluso, la imagen del martirio de la virgen iroquesa, Catherine Tekakwitha, me resultó paralela al azote que ese hombre se permite con su pasado. Ni siquiera Catherine está viva, ni los grupos humanos que estudia están vivos. Todo se le ha convertido en muerte.

           
Mis amigos han muerto. La gente que conozco ha muerto. ¡Oh, Muerte! ¿Por qué conviertes cada noche en víspera de Todos los Santos?



            Buscando información sobre esta santa, descubrí que fue canonizada recién en el año 2012. Desconocía la existencia de ella.

Catherine Tekakwitha era mohawk, nacida en 1656. Pasó veintiún años de su vida entre los mohawks, en las márgenes del río Mohawk, y era una verdadera dama mohawk.

Me pareció interesante que mechara información sobre el impacto de las misiones jesuíticas en esta zona y la historia de esta joven, que por momentos sentía que era una injusticia que fuese destruida por el catolicismo que eleva las torturas y los azotes como una manera de amar a dios. ¿Qué amor y qué belleza hay en todo eso? Tema aparte.


Uno por uno fueron arrodillándose y pasando junto a su erizado lecho, dejándole allí su lastimoso equipaje espiritual, hasta que toda la cabaña pareció una gran aduana del deseo, y el fango que había al lado de su piel de oso fue pulido por tantas rótulas que brilló como los costados plateados del último y único cohete programado para escapar de este mundo condenado, y según iba cayendo aquella noche corriente sobre el poblado en Pascuas, los indios y los franceses se acurrucaban junto a las hogueras crepitantes, con los dedos en los labios haciendo ademán de imponer silencio o de tirar un beso.


Los hermosos vencidos es una especie de memoria que se volatiliza, una vida pasada que se vuelve cenizas y se desintegra: el amor que fue exceso o hastío, un estudio de unos indígenas que no terminó de comprender; son los últimos días de quien creyó conquistar el mundo y terminó vencido por su manojo de recuerdos. Es, además, una especie de diálogo consigno mismo, su desesperación por aferrarse al menos a un vestigio luminoso de todo su pasado.



CONCLUSIÓN

Los hermosos vencidos es un libro intenso, bello, lírico. Leonard Cohen te conmueve con las palabras. Es un libro que no puede dejarte inmutable.
Para cerrar esta entrada, comparto dos frases más.



Leonard Cohen

Leonard Cohen



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...