sábado, octubre 22, 2016

Elegías de Duino de Rilke


Elegias de Duino


Había leído de Rainer Rilke solo poemas sueltos y Cartas a un joven poeta. A partir de la lectura de un ensayo de Horacio Castillo, llegué a las Elegías de Duino. Me llamó la atención la forma de escritura de la obra en varios períodos. En tanto el poeta visitaba a una amiga en el castillo de Duino, Italia, en 1911, escuchó una “voz” que le susurró los primeros versos de las elegías: "¿Quién, si yo gritase, me oiría desde los coros celestiales?". La obra permaneció inconclusa hasta que la “voz” volvió a presentarse en 1922. Es una forma alternativa, y hasta creo que opuesta al mandato actual de escribir sin parar, escribir aún sin ganas o inspiración.

Realmente es extraño no habitar la tierra, / no ejercer empleos recién aprehendidos, / no dar a las rosas / ni a las otras cosas en sí promisorias / el significado el destino humano; / no ser más lo que uno antes era en las manos / infinitamente medrosas y hasta el propio nombre / dejar, como un roto juguete, de lado.

         En este poemario, el yo poético reclama la atención de un ángel con el que dialoga sobre la condición del ser humano y le muestra lo terrible de nuestra existencia efímera, siempre caduca, nuestra soledad de seres únicos ante el mundo y ante el mundo celestial.  

         Comparto algunos de los versos que marqué.

-Terrible es todo ángel. / No obstante, a sabiendas yo os invoco y nombro, / pájaros mortales casi para el alma.

-Es el estar muerto tarea difícil, / un recuperarse de lleno, para, paso a paso, / sentir un asomo de la eternidad.

-En la conciencia nuestra al mismo tiempo / sucede el florecer y el marchitarnos.
-Pero no conocemos el contorno / de nuestra sensación; únicamente / sabemos qué lo forma desde fuera. / ¿Quién no estuvo sentado con angustia / ante el telón del propio corazón?
-…otra vez se reconcilia / lo que estando en el mundo no cesábamos / de desunir.

-Pero a los humanos (…) /  sólo nos place florecer; tardamos y nos rezagamos / y a destiempo entramos en el rezagado / corazón de nuestro fruto terminal.

-…las estrellas de la tierra! / (…)  estar muerto alguna vez y conocerlas a todas, / infinitamente a todas.
-No creáis, no, que el destino sea algo más que lo denso / de la infancia.




-En ninguna parte, amada, habrá mundo sino adentro. / Nuestra vida no es más que una transformación incesante. / Y, cada vez más exiguo, desaparece lo externo. / Donde antes hubo una casa durable, se nos ofrece / un producto imaginario, de través, que enteramente / pertenece al pensamiento, como si aún estuviera / todo dentro del cerebro.

-Hay tales desheredados en cada insensible vuelta / del mundo, que no poseen lo anterior ni lo más próximo. / Porque también lo más próximo está lejos para el hombre.

-Los hombres nunca, ni siquiera un día, / ante sí tienen el espacio puro / donde la flor al infinito se abre. / Siempre está el mundo alrededor. Y nunca / lo que en ninguna parte y sin estorbo; / lo puro, sin control, que se respira / Y se sabe infinito y no se ansía.
-¿Qué es el Destino? No más que eso: siempre / estar delante y nada más, delante.

Elegias de Duino

-¿Quién nos ha hecho girar de esta manera / que, hagamos lo que hagamos, siempre estamos / en la actitud del que se va?
-…tal vivimos nosotros, despidiéndonos.
-Lo mejor sería retenerlo todo, todo y para siempre.
-¿Qué podemos llevarnos de aquí? / No el saber mirar / que aquí poco a poco se aprende, / ni suceso de este mundo. Nada. // Sino los dolores. Si no, antes que nada, lo que pesa, sino / la larga experiencia del amor...Y nada más / que lo inefable. 

Elegias de Duino


-Y todas las cosas, / que viven el sino de caer, comprenden que tú las celebras. / Tan perecederas, / creen que nosotros, más perecederos, podemos salvarlas.
-…ya no harían falta muchas primaveras para conquistarme, / una es demasiado; / ¡ay! Basta con una ya para mi sangre. 
Elegias de Duino

-Ojalá mi rostro bañado de llanto me haga más espléndido. / Ojalá esta simple lágrima florezca.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...