martes, agosto 04, 2015

Sputnik, mi amor - Haruki Murakami (Mi lectura)



Título: Sputnik mi amor
Autor: Haruki Murakami
Año: 2011
Editorial: Tusquets
Páginas: 246
Isbn: 9789871544318
Género: Narrativa – novela
Título original: Supûtoniku no koibito Haruki Murakami, 1999


SINOPSIS EDITORIAL

Perdidos en la inmensa metrópoli de Tokio, tres personas se buscan desesperadamente intentando romper el eterno viaje circular de la soledad; un viaje parecido al del satélite ruso Sputnik, donde la perra Laika giraba alrededor de la Tierra y dirigía su atónita mirada hacia el espacio infinito. El narrador, un joven profesor de primaria, está enamorado de Sumire, a quien conoció en la universidad. Pero Sumire tiene una única obsesión: ser novelista; además se considera la última rebelde, viste como un muchacho, fuma como un carretero y rechaza toda convención moral. Un buen día, Sumire conoce a Myû en una boda, una mujer casada de mediana edad tan hermosa como enigmática, y se enamora apasionadamente de ella. Myû contrata a Sumire como secretaria y juntas emprenden un viaje de negocios por Europa que tendrá un enigmático final.





A los veintidós años, en primavera, Sumire se enamoró por primera vez. Fue un amor violento como un tornado que barre en línea recta una vasta llanura. Un amor que lo derribó todo a su paso, que lo succionó todo hacia el cielo en su torbellino, que lo descuartizó todo en un arranque de locura, que lo machacó todo por completo. Y, sin que su furia amainara un ápice, barrió el océano, arrasó sin misericordia las ruinas de Angkor Vat, calcinó con su fuego las selvas de la India repletas de manadas de desafortunados tigres y, convertido en tempestad de arena del desierto persa, sepultó alguna exótica ciudad amurallada. Fue un amor glorioso, monumental. La persona de quien Sumire se enamoró era diecisiete años mayor que ella, estaba casada. Y debo añadir que era una mujer. Aquí empezó todo y aquí acabó (casi) todo.







No había leído nada del autor y lo tenía pendiente desde hacía mucho. Estuve investigando el mejor título par comenzar con él y este fue uno de los que me gustó por la sinopsis. Dejé para más adelante Kafka en la orilla ya que parece una lectura más compleja.
         Me llamó la atención el comienzo, arranca ya con el conflicto: el enamoramiento de Sumire, su amiga, de una mujer mayor que ella, Myû. De manera me enganché página a página porque quería saber qué había pasado, si su amor era correspondido, si Sumire podía terminar su novela.


  

Sumire y quien narra, el amigo de quien no se sabe el nombre completo, se conocieron mientras cursaban sus estudios. Ella aspira a ser novelista y posee una personalidad solitaria pero nada común. A partir del enamoramiento de Sumire, ella confiará en su amigo y se desarrollaran sucesos, que no contaré para no arruinar la lectura, que nos llevan a seguir y seguir para conocer el desenlace.
         Me gustó muchísimo la obra, el estilo del autor me resultó precioso, con una manera de narrar concisa pero con mucho lirismo. Además, posee una musicalidad, una alternancia de frases cortas y largas que brindan una lectura que te atrapa con su cadencia.

A estas horas, cuando la pobrecita luna está flotando en un rincón del cielo de Oriente como un riñón desahuciado.



         Asimismo, cuando narra incorpora todos los sentidos. Aparece la música, los olores a los cafés y restaurantes, el fresco de los parques. Otorga detalles precisos. No dice “canción de moda”, ni “canción movida”, dice: Fui a la tienda de discos, compré un CD con las canciones de Mozart cantadas por Elisabeth Schwarzkopf y las escuché muchas veces. También menciona a Astrud Gilberto, Huey Lewis and the News, las baladas de Brahms. De esta manera percibimos la historia de manera más compleja, permite adentrarnos con mayor profundidad en lo que narra.

         Otro aspecto relativo a los detalles que arman el mundo de esta novela, son los lugares que menciona: estaciones de trenes, parques, ciudades, cafés. No pude evitar buscarlos en Street View (Google) para hacerme una idea de cómo eran las calles, los negocios, los parques que mencionaba, los cafés. Me dieron unas ganas terribles de conocer Tokio y estar en cada uno de estos sitios. Dejo a continuación algunos de ellos.

-Había alquilado un apartamento tipo loft en Kichijôji



- Sumire había nacido en Chigasaki. Su casa estaba a orillas del mar y, de vez en cuando, ráfagas de viento arenoso azotaban con un seco rumor el cristal de las ventanas.





- Parque de Yoyogi






- Aparte de su despacho en la empresa de Akasaka, Myû tenía su propia oficina en Jingûmae.


- Yokohama









El título me pareció acertado y, a lo largo de la obra, se compara la vida de los protagonistas con la soledad de un viajante en un espacio que sabe que no puede volver a la Tierra y está condenado a vagar en un espacio solitario. Sputnik significa “compañero de viaje”. De alguna manera, a quien amamos lo consideramos de la misma manera. El Sputnik fue un satélite ruso lanzado en 1957. La nave Sputnik 2 llevó como tripulante a una perra, Laika, quien fue condenada a vagar sola en el espacio y morir en ese desamparo. El título también refleja esta soledad y esta miseria. Sin entrar en detalles sobre el tema de la experimentación con seres vivos, me resultó triste el maltrato animal por parte de la ciencia, considerando la forma en que el animal había sido atado en una cápsula de metal y era condenada a una muerte horrible. En fin, nuestra capacidad intelectiva no ha crecido acorde a una moral que la acompañe.


Los elementos recurrentes en la obra son: la noche, la música, la luna, los gatos, el espacio.
Incorpora un elemento fantástico que me tomó por sorpresa. No lo puedo contar sino adelanto algo importante de la trama. Sin embargo, cuando se lee, uno lo incorpora a toda esa historia, como algo plausible.
         Otros de los puntos a favor fue la manera de relatar una historia de amor sin caer en los clichés ni en una historia previsible y azucarada.



RETO LITERIGATOS

Encontré varios gatos. Aquí están los pasajes.



Cuando estaba en segundo de primaria, tenía un precioso gatito tricolor de unos seis meses. Una tarde, mientras yo estaba leyendo en el porche, empezó a pegar brincos, terriblemente excitado, al pie de un gran pino que crecía en el jardín. Los gatos suelen hacerlo, ¿verdad? Aunque no pase nada.

El artículo que Sumire eligió aquel día hablaba de una anciana de setenta años que había sido devorada por sus gatos. Había sucedido en una pequeña ciudad, en el extrarradio de Atenas. La mujer había perdido a su esposo once años atrás y, desde entonces, vivía tranquilamente en un piso de dos habitaciones acompañada de sus gatos. Un día tuvo un infarto, se derrumbó sobre el sofá y allí murió. Aún no se sabía el tiempo transcurrido entre el ataque y el fallecimiento. En cualquier caso, su alma, pasando por los debidos estadios, había abandonado definitivamente el cuerpo que había sido su morada durante setenta años. Como la fallecida no tenía parientes o conocidos que la visitasen con regularidad, tardaron en torno a una semana en descubrir el cadáver. La puerta estaba cerrada, las ventanas enrejadas. Muerta la dueña, los gatos quedaron atrapados. En el piso no había comida. Tal vez la hubiera dentro del refrigerador, pero los gatos no tenían la destreza necesaria para abrir la puerta. Cuando no pudieron resistir más el hambre, devoraron la carne de su dueña muerta.

—Tu barco naufraga, vas a la deriva hasta ser arrojado a una isla desierta. En el bote sólo vais tú y un gato. A consecuencia del naufragio, llegas a la isla, pero es un islote rocoso, deshabitado, donde no hay nada que comer. Tampoco hay agua. En el bote llevas biscotes y agua suficientes para una persona durante diez días. La historia iba más o menos así.

Un gato negrísimo se paseaba sobre el muro de la casa vecina.



PARA CONCLUIR

Seguiré leyendo al autor porque me disfruté de la lectura.
En la obra se habla de la soledad en las muchedumbres de las grandes ciudades, las decisiones de vida, el destino, el amor y el desamor, el sufrimiento por no hallar al ser amado, las actividades que se llevan a cabo para llenar el vacío, las decisiones que tomamos que impactan en el futuro.



Por Keren Verna



Imagenes de: Google Street View / vogue

7 comentarios:

  1. Aun no he leído nada del autor. Tenía pensado empezar con Underground pero esta no parece una mala opción tampoco.
    Muchas gracias por la reseña.
    ¡Nos leemos! :)

    ResponderEliminar
  2. Yo tampoco lo había leído y luego de este libro, voy a seguir leyéndolo porque me encantó. Besos!

    ResponderEliminar
  3. Hola! no conocía este libro, pero después de tu reseña me dieron muchas ganas de leerlo!!
    Me gusto mucho tu blog :)
    Saludos y te sigo!

    ResponderEliminar
  4. Hola! Espero que te guste y pronto comenzaré otro del autor porque me interesó su escritura. Gracias por sumarte! Besos.

    ResponderEliminar
  5. Hola Karen! Tengo hace mil para leer de él Baila, Baila, Baila. De hecho, en su momento lo había empezado a leer pero no me acuerdo qué pasó después, qué lectura llegó y lo dejé. Creo que no era el momento para ese libro tampoco. Pero me diste ganas de retomarlo, aunque sé que aún no lo voy a hacer. Tengo otros libros por leer mientras tanto. Pero si lo leés, espero tu reseña :)

    Un beso grande,

    Pao :)

    P.D: Por cierto, ya te sigo :)

    ResponderEliminar
  6. Hola Pao. Gracias por sumarte. Voy anotar el que mencionás ya que me quedé con ganas de leer más del autor. Me pasó con varios libros que a veces no estamos en la época para esa historia. Si lo consigo en mi librería, lo leo y lo reseño a ver que tal. Besos!!

    ResponderEliminar
  7. Hola! Le tengo ganas al autor, pero no sabía por cuál empezar. Una de mis opciones era Tokio Blues, pero con tu reseña me has hecho plantearme otra opción. Hay gatos, eso ya es un incentivo para mí :P Estoy segura de que el estilo del autor me gustará mucho :3

    No conocía tu blog, así que me quedo por aquí y te invito a pasarte por el mío si te apetece ^^

    Besos gatunos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...