lunes, enero 30, 2017

Reto: Tras los pasos de...


Reto Tras los pasos de...
Banner del reto: la imagen pertenece a Unsplash

Desde hace varios años tengo que la manía de buscar información sobre los lugares que se mencionan en las novelas. A veces, estos lugares son ficticios aunque inspirados en la vida real y bajo otra denominación, tal es el caso en la novela Boquitas Pintadas. Otras veces, podemos reconocer los espacios, sobre todo cuando se mencionan ciudades conocidas o pueblos de nuestra zona. En la novela que terminé de escribir en diciembre del año pasado, ahora en el cajón a la espera de la corrección,  creé un pueblo en la provincia de Buenos Aires inspirada en un lugar real que encontré gracias a los mapas de Google.
            Seguramente no es un reto original y sea una manía compartida por muchos lectores. Hace un tiempo, perdí el link, había encontrado una página de ayuda a escritores donde la gente aportaba datos sobre su lugar de residencia, costumbres del lugar. De esta manera, si deseo ambientar una novela en Texas, pero nunca estuve allí, puedo obtener información de primera mano de alguien que vive allí, ¿no es una idea fantástica? 
            Leyendo novelas he aprendido mucho y he podido viajar de manera virtual; no dispongo de un salario suficiente para salir más allá de mi ciudad. Esta es una de las cosas que amo de la lectura: puedo experimentar muchos sucesos que de otra manera me sería imposible.
En el año 2015 inauguré una sección que me ha quedado un poco vacía ya que suelo incorporar la información en la entrada donde hablo de mi lectura. Este año me voy a proponer de reto indagar más sobre los lugares que se mencionan en las novelas, quizás como una especie de diario de viajero. Además, retomo esa idea de compartir información de nuestra ciudad para futuros viajeros o novelistas.
           
 
from unsplash
Imagen de Unsplash y editada por mí
Si alguien desea viajar con la imaginación, estas son las bases del reto Tras los pasos de:
-Llevarse el banner. Se agradece que me sigan, no es obligatorio. Avisarme en esta entrada si participarán así como agregar sugerencias. Más abajo compartiré la info de los viajeros.
-Realizar una entrada en el blog o publicar la imagen del banner en la redes o agregar al reto a la lista de retos del blog.
-Compartir información sobre el lugar que se menciona y en qué novela. Puede ser una frase, un dato curioso o una imagen del lugar o lo que se les ocurra: una receta típica, una leyenda urbana, etc.
-El lugar puede ser real o ficticio. En caso de ser ficticio se puede describir alguna costumbre, cómo es, qué más nos ha gustado, compartir imágenes sobre sitios que nos recuerdan ese espacio, un dibujo, en caso que nos guste dibujar.
-Leer al menos un libro ambientado o que nombre a tu ciudad o zona así poder compartir información de primera mano.
-Las categorías serán:
            -Viajero incansable: 12 o más lugares descubiertos
            -Buscador de huellas: entre 4 a 12 lugares
            -Iniciado: menos de 4 lugares
            -Informante clave: solo publicar sobre lugares que conoces

Al menos es obligatorio cumplir con la categoría de “Informante clave”. Lo demás lo dejo a los tiempos de cada uno. No me gustan mucho las normas, sino más bien tomarlas como sugerencias. En definitiva, el asunto es pasarla bien, divertirse y no estresarse con más responsabilidades.


Por último, les cuento que voy a leer La casa de los conejos de Laura Alcoba ambientada en mi ciudad. Prometo compartir fotos actuales del lugar que quiero visitar, cómo llegar a la casa que se menciona y otras cosas que se me pueden ocurrir.

¿Se animan? ¿Suelen buscar información de los lugares que se mencionan en las novelas?

MI ITINERARIO


Mapamundi
Pertenece a Superretro

-Alicante, España.  Misión Hippy de Tessa C. Martin.
-Buenos Aires, Argentina. Confusiones mías de DCA Savia
-Los Ángeles (Estados Unidos). París (Francia). Decisión de amor. Kroana Anzola
- Londres (Inglaterra). Las olas de Virginia Woolf
-








Besos y…

Buena Lectura

sábado, enero 28, 2017

Serendipia Recomienda 2 (Retos)

Por fin pude ponerme a leer todas las recomendaciones del reto Serendipia Recomienda. Me ha gustado porque las propuestas son variadas. Comparto mi selección por si les pica el bichito de la curiosidad y se animan con alguna de las novelas siguientes.


jueves, enero 26, 2017

Book Tags (II)

Ya casi en el final de mis vacaciones (llanto de fondo), aprovecho para ponerme al día con los post pendientes. En este caso, la continuación del anterior (Book tags 1).
         Agradezco a PhoenixRetribution la nominación a 11 cosas sobre mí.

Las reglas son simples:
-Contar 11 cosas sobre uno
-Responder las 11 preguntas
-Hacer 11 preguntas
-Agradecer y seguir al blog que te nomimó
-Nominar 11 blogs con menos de 200 seguidores


martes, enero 24, 2017

Best blog y Book Tag


Hola, ¿cómo les trata enero y el nuevo año? Por mi parte estoy de vacaciones y alejada un poco del universo, en la guarida de mi hogar, así que ando medio colgada. 
Aprovecho para unir en dos entradas las nominaciones que recibí, book tags y best blog, encantada porque puedo conocer otros bloggers un poco más y explayarme sobre mis gustos literarios.

Agradezco a Mi universo literario y a La conquistadora de libros por nominarme. Los invito a pasar por el blog de quienes me han nominado.
Estas son las normas:
-Dar las gracias y seguir al blog que te ha nominado.
-Responder a las preguntas que ese blog te ha realizado.
-Realizar once preguntas a once blogs con menos de doscientos seguidores.
-Comunicar a otros blogs que han sido nominados.


TACHANNNN….LAS PREGUNTAS


martes, enero 17, 2017

La carretera - C. McCarthy (Fragmentos)


En este post breve, comparto tres citas de una de mis mejores lecturas de los últimos años: La Carretera de Cormac McCarthy. Lo reseñé unos días atrás. Marqué medio libro y me gustaron mucho estas frases. Espero que también les gusten. ¡Buenas lecturas!





La carretera - C. McCarthy


La carretera - C. McCarthy


La carretera - C. McCarthy






miércoles, enero 11, 2017

La carretera de C. McCarthy (Mi lectura)

La carretera Cormac McCarthy
La carretera
Cormac McCarthy
Mondadori
2007
210 páginas
Novela, drama apocalíptico

Inquietante y lúcida, la última novela del gran Cormac McCarthy tiene como escenario un terreno baldío, un páramo carbonizado que es lo único que queda de lo que alguna vez fue Norteamérica. Ya no existe más vida sobre la tierra que la humana y los hombres se comen los unos a los otros. Un padre y su hijo recorren este mundo apocalíptico sin saber cuál es su destino. El protagonista recuerda los viejos tiempos, pero no sabe con certeza si esa memoria no es más que un mito, una necesidad de crear una historia fundacional que dé sentido a la desolación que le rodea.Una demoledora fábula sobre el futuro del ser humano, destinada a convertirse en la obra maestra del autor.
 




Elegí La carretera porque quería leerla antes de ver la película. Me atrapó desde la primera página por su tono lírico y por la temática que me gusta mucho
         La novela fue escrita en el año 2006 y ha recibido varios premios entre ellos el Pulitzer en el 2007. Fue llevada al cine dos años más tarde por John Hillcoat.


La carretera Cormac McCarthy


La historia narra el derrotero de un padre con su hijo en su trayecto hacia el sur, a través de una carretera, para escapar del invierno post-apocalíptico. Está narrada sobre todo en tercera persona, aludiendo al “hombre” y al “chico”. Cada uno de ellos representa valores humanos en un mundo completamente destruido: la compasión y el coraje. No sabemos qué sucedió para que la vida se haya extinguido restando unos pocos seres humanos. Este silencio me ha gustado ya que, luego de leer tantas novelas sobre la temática y ver películas y series, casi todas las historias plantean lo mismo. En cambio, el autor se focaliza en un instante, en el trayecto. Apenas hay alusiones a sus vidas anteriores.



Al despertar en el bosque en medio del frío y la oscuridad nocturnos había alargado la mano para tocar al niño que dormía a su lado. Noches más tenebrosas que las tinieblas y cada uno de los días más gris que el día anterior. Como el primer síntoma de un glaucoma frío empañando el mundo. Su mano subía y bajaba al compás de la preciada respiración. Retiró la lona de plástico y se puso de pie envuelto en aquellas prendas y mantas pestilentes y buscó algún atisbo de luz en el este pero no lo había.


A lo largo de la novela, se plantean ciertos dilemas morales  que quedan en suspenso, como una exposición hacia el lector para que él resuelva las tensiones, así sentí que sucedía página a página, se mostraba y seguía, empujados también a ese movimiento perpetuo, mediante palabras breves, pero justas, a seguir leyendo, incluso en los silencios.

La carretera Cormac McCarthy

         Su trashumancia nos influye a imaginar un mundo sin vida, donde ellos son quienes llevan el fuego, los buenos, en búsqueda de esa tierra no quemada. Me acordé de las travesías hacia la Tierra sin mal que emprendían algunos grupos humanos en los movimientos mesiánicos de salvación. La mención de la tierra baldía, me arrimó hasta Eliot; ese paraje totalmente desolado, aniquilado, inhumano. Una esfera negra y fría. Y toda la vida apagada.
         Además, se me grabó la imagen de padre e hijo arrastrando un carro de supermercado, vestidos con harapos, revolviendo la basura, no tan lejana a la realidad de muchos que viven en la ciudad en un estado de invisibilización permanente.

Se levantó y permaneció tambaleante en aquella helada oscuridad autista con los brazos extendidos para mantener el equilibrio mientras su cerebro se esforzaba en hacer sus cálculos vestibulares. Una antigua crónica. Buscar la vertical. Ninguna caída salvo precedida por una declinación. Dio varias zancadas grandes hacia el vacío, contándolas para el regreso. Los ojos cerrados, los brazos remando. ¿Vertical respecto a qué? Algo anónimo en la noche, filón o matriz, para lo cual él y las estrellas eran satélites comunes. Como el gran péndulo en su rotonda escribiendo a lo largo del interminable día movimientos de un universo del que se puede decir que nada sabe y sin embargo algo debe de saber.

         En tanto leía, pensaba que en una catástrofe la supervivencia recae en la unión. Pero cuando la catástrofe es en el alma, cuando nos ha arrasado hasta el hueso, cada uno es expulsado a la soledad de enfrentarse a la propia desintegración, arrastrando el pasado, el sufrimiento de la pérdida ante la muerte. ¿Cómo vivir observando la muerte de la vida de todo un planeta? ¿Se puede vivir arrastrando el peso de semejante dolor?







La carretera será de esas historias que perduran y que cada tanto recordaré.
No es una novela post-apocalíptica que vuelve sobre el desastre con zombies incluidos, sino que mezcla poesía y originalidad al contar sobre este tema. Aquellos que gustan de la poesía y de una escritura de excelencia encontrarán una obra que los movilizará mucho.
         Hermosa historia, bellamente escrita y con un mensaje de no rendirse, de continuar avanzando con esperanza, incluso en los momentos más desoladores.


En esta carretera no hay interlocutores de Dios. Se han ido y me han dejado aquí solo y se han llevado consigo el mundo. Duda: ¿En qué difiere el nunca será de lo que nunca fue?




Aclaración: las imágenes pertenecen a The bookworm's closet y a Cineonline


domingo, enero 08, 2017

The OA (Cine y Songs)

The OA Netflix


Me sumé a Netflix solo por ver The OA. Durante un tiempo bombardearon con los trailers y me llamó mucho la atención.
En una maratón nocturna, no paré hasta ver los ocho capítulos que forman la temporada primera y hasta me pareció corta porque quería seguir viendo más y más.








The Oa es una serie estadounidense de Brit Marling y Zal Batmanglij. Se estrenó a mediados de diciembre del año pasado.


viernes, enero 06, 2017

Reyes magos (off topic)

Reyes magos


De niña, más que la navidad, me gustaba esperar a los Reyes magos, ponerles pasto para los camellos, un plato con agua y los zapatitos. Pensaba en la estrella de Belén guiándolos hasta el niño Jesús, atravesando desiertos solo iluminados por la luz de una estrella y me emocionaba más que Papá Noel que no entendía qué tenía que ver con Jesús, aún no lo entiendo.
         En mi cabeza infantil se me mezclaban con las hadas madrinas de la Bella Durmiente y los regalos a la recién nacida. Era como vivir un cuento de hadas. Además, eran magos y eso ya lo decía todo.
         Espero que los reyes traigan a nuestros corazones compasión, sabiduría y el ejercicio de la paz verdadera.


-Yo soy Gaspar. Aquí traigo el incienso.
Vengo a decir: La vida es pura y bella.
Existe Dios. El amor es inmenso.
¡Todo lo sé por la divina Estrella!

-Yo soy Melchor. Mi mirra aroma todo.
Existe Dios. Él es la luz del día.
La blanca flor tiene sus pies en lodo.
¡Y en el placer hay la melancolía!

-Soy Baltasar. Traigo el oro. Aseguro
que existe Dios. Él es el grande y fuerte.
Todo lo sé por el lucero puro
que brilla en la diadema de la Muerte.

-Gaspar, Melchor y Baltasar, callaos.
Triunfa el amor y a su fiesta os convida.
¡Cristo resurge, hace la luz del caos
y tiene la corona de la Vida!


Rubén Darío


jueves, enero 05, 2017

Los hermosos vencidos (Fragmentos)


Los hermosos vencidos


"Siempre quise ser amado por el Partido Comunista y la Madre Iglesia. Quise vivir en una canción folk como Joe Hill. Quise llorar por el pueblo inocente al que mi bomba tendría que mutilar. Quise dar las gracias al padre campesino que nos alimentó en la accidentada fuga. Quise llevar la manga prendida con alfileres por la mitad, y que la gente sonriera mientras yo saludaba con la mano contraria. Quise estar en contra de los ricos, aun cuando alguno de ellos conociera a Dante: inmediatamente antes de su destrucción, uno de ellos se enteraría de que yo conocía a Dante también. Quise que mi cara circulara por Pekín, con un poema escrito espaldas abajo. Quise sonreír al dogma, pero destruir mi ego contra él. Quise enfrentarme a las máquinas de Broadway: Quise que la Quinta Avenida recordara sus senderos indios. Quise salir de una ciudad minera con los ademanes groseros y las convicciones que me dio un tío ateo, borrachín, oveja negra de la familia. Quise lanzarme a través de América en un tren precintado, el único hombre blanco a quien los negros aceptarían en la negociación del convenio. Quise asistir a cócteles llevando una ametralladora. Quise decirle a una vieja amiga, a quien le espantan mis métodos, que las revoluciones no estallan sobre las mesas de un buffet, uno no puede picar y escoger, y contemplar su traje de noche plateado, humedecido en la ingle. Quise luchar contra el poder de la Policía Secreta, pero desde dentro del Partido. Quise que una anciana que había perdido a sus hijos me recordara en sus oraciones en una iglesia de barro, pidiendo la intercesión de sus hijos. Quise santiguarme al oír palabras sucias. Quise tolerar vestigios paganos en el ritual de los poblados, protestando contra la Curia. Quise comerciar en secreto con bienes raíces, como agente de un billonario anónimo sin edad".



De la novela de Leonard Cohen, Los hermosos vencidos

La foto pertenece a pixabay y está editada por mí



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...