martes, agosto 11, 2015

Páginas Matutinas y escritura automática (Escribir)



Desde hace bastante, estoy leyendo El camino del artista de Julia Cameron y siguiendo sus propuestas para fomentar la creatividad. Una de ellas son Las páginas matutinas que consiste en escribir, a diario, tres páginas. No hay que seguir un plan, ni hay que pensar en lo que se escribe, hay que dejar fluir el pensamiento, sin corregirse, sin reprimirse. Estas páginas son personales, no tienen que ser leídas por nadie, ni siquiera por nosotros, al menos en las primeras semanas. No está pensando el libro para escritores sino para artistas, ya sean músicos, bailarines, directores de cine.

Las páginas matutinas corresponde a esta técnica de escribir sin rumbo, dejando fluir la conciencia al punto de ir superando las trabas que nos bloquean al escribir, estas pueden ser desde una autoexigencia demasiado feroz, un impulso a la perfección o un miedo a la crítica.
         El objetivo de este ejercicio es liberarse de bloqueos y ejercitar la creatividad.

         Según la autora:

Pero ¿qué son las páginas matutinas? Son simplemente tres páginas manuscritas de estricto flujo de conciencia.


Aunque algunas veces resulten coloristas, con frecuencia las páginas matutinas son negativas, fragmentarias, autocompasivas, repetitivas, forzadas, infantiles, malhumoradas, sosas y hasta ridículas. ¡No importa!


         Cuando comencé el ejercicio recordé un libro que leí hace mucho, era una antología de poesía surrealista, donde comentaban una técnica muy usada por esta corriente artística: la escritura automática. Fue usada por primera vez por André Breton y Soupalt en 1919. También fue usada por otros artistas como Pablo Picasso, como se lee en el fragmento siguiente:

lengua que hace su cama cuando ya no se le importa un pito el rocío que le pega la jaca haciendo su arroz con pollo en la sartén y organiza en el amor la noche con sus guantes de risas alrededor de la línea de fuego más de lo que parece ofendido y tan pálido de ver como jamón no huele y queso se estremece y el pájaro que canta retuerce la cortina que abanica su cara y la corta en la nieve que cuece sus cintas de todos los colores...




Dejo a continuación un poema de Breton, Unión libre, para ilustrar esta técnica como modelo de trabajo en poesía.

Mi mujer cabellera de lumbre de leño
pensamientos de relámpagos de calor
talle de reloj de arena
mi mujer talle de nutria bajo los dientes del tigre
mi mujer boca de escarapela y de ramillete de estrellas de última magnitud
dientes de huellas de ratón blanco sobre la tierra blanca
lengua de ámbar y de vidrio frotados
mi mujer lengua de hostia apuñalada
mengua de muñeca que abre y cierra los ojos
mengua de piedra increíble
mi mujer pestañas de palotes de escritura de niño
mejas de borde de nido de golondrina
mi mujer sienes de pizarra de invernadero
y de vapor en los cristales
mi mujer hombros de champaña
y de fontana con testas de delfines bajo el hielo
mi mujer muñecas de fósforos
mi mujer deds de azar y de as de corazón
dedos de heno segado
mi mujer axilas de marta y de fasces
se noche de San Juan
se alheña y de nido de escalares
brazos de espuma de mar y de esclusa
y de alianza de trigo y de molino
mi mujer piernas de fuegos artificiales
se movimientos de relojería y de desesperación
mi mujer pantorrilas de médula de saúco
mi mujer pies de iniciales
pies de manojos de llaves pies de calafates en trance de beber
mi mujer cuello perlado de cereales
mi mujer pechos de Val d'or
de citas en el lecho mismo del torrente
senos nocturnos
mi mujer senos de collado
mi mujer senos de crisol de rubíes
senos de espectro de la rosa bajo el rocío
mi mujer vientre de despliegue de abanico de los días
vientre de garra gigantesca
mi mujer dorso de pájaro que huye vertical
dorso de azogue
dorso de luz
nuca de canto rodado y de tiza mojada
y de precipitación de un vaso donde se acaba de beber
mi mujer caderas de navecilla
caderas de lámpara y de plumas de flecha
y de tallos de plumas de blanco pavorreal
de balanza insensible
mi mujer nalgas de greda y de amianto
mi mujer nalgas de dorso de cisne
mi mujer nalgas de primavera
sexo de gladiolo
mi mujer sexo de yacimiento y de ornitorrinco
mi mujer sexo de alga y de bombones antiguos
mi mujer sexo de espejo
mi mujer ojos llenos de lágrimas
ojos de panoplia violeta y de agua imantada
mi mujer ojos de sabana
mi mujer ojos de agua para beber en prisión
mi mujer ojos de leño siempre bajo el hacha
ojos de nivel de agua de nivel de aire de tierra y de fuego



Esta última técnica puede relacionarse con la técnica psicoanalítica de asociación libre.
            La escritura automática, quizás algunos la relacionen con un médium escribiendo aquello que le dicta una entidad fantasmal. No entraré en la discusión de si es posible o no, si es verdad o no pero convengamos que ese fluir de la conciencia traspasa ciertas barreras de la cotidianeidad permitiendo aflorar un pensamiento abierto y extraño. Entidad, inconsciente, conciente o musa inspiradora, lo cierto es que cuando uno lee eso que escribió te podés sorprender en todo lo que dijiste sin siquiera proponértelo.
         La técnica de asociación libre, en cambio, parte de una palabra estímulo, por ejemplo, “mesa” y luego uno, va asociando con otras palabras. Por ejemplo: mesa, silla, asiento, parque, flores, día, luz, bombita, lámpara, bichos, alas, vuelo, niebla, etc. Fuera del psicoanálisis es usado en las “lluvias de ideas”, por ejemplo. Yo las he usado con mis alumnos y da buenos resultados para que no se sientan que lo que dicen va a ser calificado.
          


         Tanto las páginas matutinas, como la escritura automática usada por los surrealistas como la asociación libre tienen en común el permitir aflorar el inconsciente.



¿Cómo me ha ido hasta ahora?

Algunos días pude cumplirlo y otros no me puse porque preferí escribir mi novela. Pasé de escribir tres hojas en Word a tres hojas en manuscrito porque así puedo escribir en el jardín, en un café y llevarme mi cuaderno de páginas matutinas a todos lados. Para inspirarme aún más, me puse con las manualidades y me confeccioné un cuaderno exclusivamente para este fin, lo adorné con collages y demás.



         No sentí bloqueos. Nunca tuve bloqueos para escribir sino que tengo demasiado en la cabeza, textos que ni llegan al papel y que escribo solo en mis pensamientos. Pero, escribir las Páginas matutinas, me permitió generar cierto texto fresco, con combinaciones de palabras más originales. Por momentos la combiné con el azar, extrayendo una palabra de un libro abierto en cualquier página como disparador de ciertos párrafos y escribir lo que fluía en mi mente.

         Lo positivo de esta técnica:
   Mantener la mano activa, escribir a diario
   Es un ejercicio de liberación donde no te preocupás si escribís bien o mal o con errores o quién lo leerá
   Afloran frases y oraciones muy originales que luego pueden ser usadas en tus escritos
   Puede ser usado como un espacio íntimo de catarsis de ciertos malestares o pensamientos negativos

Lo negativo:
   La demanda de hacerlo a diario puede ser vivida, como en mi caso, como una actividad impuesta y coercitiva
   Demanda de media hora de tu tiempo a una hora

¿Se animan a aplicarlo? 

Por Keren Verna



Fuentes:
-Antología de la poesía surrealista de Aldo Pellegrini. Editorial Argonauta. 2006

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...